preloader

5 Claves para decidir si la ortodoncia invisible con Invisalign es para ti

5 Claves para decidir si la ortodoncia invisible con Invisalign es para ti

5 Claves para decidir si la ortodoncia invisible con Invisalign es para ti

La ortodoncia invisible ha cambiado la sonrisa de millones de personas en el mundo y también puede cambiar la tuya (sin que nadie se dé cuenta).

 

Porque esa es una de las razones principales para elegir un tratamiento de ortodoncia con Invisalign.

 

“Que nadie note que llevo aparato” – nos dicen nuestros pacientes.

 

Muchos de ellos son adultos jóvenes que trabajan de cara al público: vendedores, comerciales, azafatas, secretarias, recepcionistas, guías turísticos…

 

Otros no viven de su imagen, pero recuerdan que llevaron brackets de niños o adolescentes y no quieren volver a repetir la experiencia.

 

¿Y a partir de los 40? A esta edad “no se ven” con el típico aparato y buscan una alternativa eficaz.

 

Y en Invisalign encuentran la solución deseada.

 

Porque un cambio físico puede mejorar la vida de una persona considerablemente: aumenta su nivel de autoestima, mejora sus relaciones personales (desterrando los complejos) y facilita el acceso a nuevas oportunidades profesionales.

 

Por eso cada día son más los pacientes que apuestan por estos alineadores transparentes, diseñados para corregir la posición de los dientes y las maloclusiones de una manera discreta y confortable.

 

Tú también puedes lucir una sonrisa de cine con un mínimo trastorno en tu vida cotidiana.

 

Muy cómoda de usar y casi imperceptible, este tipo de ortodoncia invisible mejora tanto la función de los dientes (la forma en que la que encajan) como la estética de tu sonrisa.

 

Y no, no duele. Ni hace llagas.

Todo lo contrario.

Con Invisalign:

 

* Nadie notará que llevas aparato de ortodoncia, por lo que tu vida profesional y personal no sufrirá ningún trastorno.

* Podrás comer y beber lo que quieras, sin miedo a que se te despegue o se desplace nada.

* Evitarás las aftas (llagas) típicas de la ortodoncia convencional porque no utiliza brackets ni alambres.

* Podrás cepillarte los dientes con normalidad porque Invisalign es removible (lo puedes quitar y poner fácilmente).

* No tendrás que visitar al ortodoncista continuamente porque es uno de los tratamientos de ortodoncia más cortos y con menos visitas a la consulta.

5 Claves para decidir si la Ortodoncia Invisible con Invisalign es para ti.

 

1. ¿Mi caso se podrá tratar con Invisalign?

 

Técnicamente, más del 95% de los casos de ortodoncia más habituales SÍ de pueden tratar con la ortodoncia invisible Invisalign.

En los últimos años se ha investigado y avanzado mucho. Eso hace que muchos de los casos que tiempo atrás suponían una enorme dificultad o no eran viables, hoy en día sí lo sean.

 

2. Tengo “prisa” y no quiero estar con el aparato 2 o 3 años.

 

La duración depende de la dificultad de tu tratamiento pero, para que tengas una primera orientación:

 

Casos leves: entre 6 y 10 meses.

Casos moderados o de complejidad media (son la mayoría): de 12 a 15 meses.

Casos más complejos: de 18 a 24 meses.

 

3. No tengo mucho tiempo y no puedo ir al dentista constantemente.

 

En ese caso, Invisalign es la mejor alternativa para ti.

Las visitas son rápidas y espaciadas en el tiempo. Y no necesitarás “ajustes” entre visita y visita.

De hecho, algunos de nuestros pacientes, ni siquiera viven en Granada, y organizamos las citas para que puedan asistir a sus controles sin que su tratamiento se resienta en absoluto.

 

4. Me han dicho que es muy caro.

 

El coste de un tratamiento con Invisalign supera el de la ortodoncia convencional con brackets metálicos, pero aporta una cantidad de ventajas de enorme valor.

El tiempo que ahorrarás en visitas.

Las molestias que evitarás al llevar un aparato fácil de llevar.

El confort y la seguridad que tendrás con un tipo de ortodoncia que los demás no notan.

Y la preciosa sonrisa que tendrás al finalizar el tratamiento.

Todo eso tiene un precio.

¿Caro? Si pones en la balanza todas esas ventajas, verás que no lo es.

 

5. Mi hijo tiene 14 años, ¿puede llevar Invisalign?

 

Puede. Y si le acompleja la idea de llevar aparato, la ortodoncia invisible es una excelente alternativa.

Podemos tratar pacientes con Invisalign a partir de los 11-12 años. En esta etapa de pre-adolescencia y adolescencia, donde su cuerpo experimenta tantos cambios y ellos se sienten raros, “feos” e incómodos, podemos ofrecerles una sonrisa bonita sin brackets.

Además, los alineadores Invisalign tienen unos indicadores de desgaste que nos “chivan” el tiempo que los han llevado puestos. De esa forma podemos saber si el niño o niña está cumpliendo con su parte del “trato”.

¿Te gustaría saber más sobre los tratamientos de ortodoncia invisible?

Nuestro ortodoncista, el Dr. Luis Cuadra, está certificado por Invisalign para realizar tratamientos de ortodoncia invisible, y puede ofrecerte un correcto diagnóstico y plan de tratamiento.

Deja tu sonrisa en nuestras manos y olvídate de esos complejos que tanto te limitan.

Con Invisalign volverás a sonreír.

Compruébalo tú mismo.

Escribir un comentario

Categorias

Pedir cita

Home